Receta de salsa holandesa

La salsa holandesa es una preparación clásica de la cocina francesa, conocida por su textura cremosa y sabor suavemente ácido. Es ideal para acompañar pescados, verduras y huevos benedictinos, brindando una experiencia culinaria deliciosa y elegante.

Salsa holandesa receta
📋 Contenido de la receta

Ingredientes necesarios para preparar salsa holandesa

Para elaborar una deliciosa salsa, es fundamental contar con los siguientes ingredientes de calidad:

  • Mantequilla clarificada: 250 gramos
  • Yemas de huevo: 3 unidades
  • Zumo de limón: 2 cucharadas
  • Sal y pimienta a gusto

Paso a paso para elaborar la salsa holandesa

A continuación, se detallan las claves esenciales para lograr una salsa perfecta.

  • Clarificar la mantequilla antes de su incorporación para eliminar impurezas y obtener una textura más cremosa.
  • Separar las yemas de las claras con cuidado para evitar impurezas.
  • En un bol agregamos las yemas, el zumo de limón, sal y pimienta y empezamos a batir con movimientos constantes y suaves,
  • Batir los ingredientes en un bol resistente al calor sobre un baño maría hasta que espumen y dupliquen su volumen.
  • Agregar la mantequilla clarificada en forma de hilo fino mientras se bate constantemente, para lograr una emulsión perfecta.

Ventajas de utilizar mantequilla clarificada

  • Permite obtener una consistencia suave y sedosa en la salsa.
  • Elimina los sólidos de la mantequilla, evitando que la salsa se corte.
  • Aporta un sabor más puro y delicado a la preparación.

Importancia del zumo de limón en la receta

  • Proporciona un toque de acidez equilibrado a la salsa.
  • Ayuda a realzar el sabor de los demás ingredientes.
  • Contribuye a la emulsión de la salsa, logrando una textura perfecta.

Consejos finales para servir y disfrutar de la salsa holandesa

Recomendaciones para mantener la salsa templada

Al servir la salsa holandesa, es fundamental mantenerla templada para evitar que se corte. Para lograrlo, puedes colocar el recipiente sobre un baño María suave para conservar la temperatura durante el tiempo de consumo.

Platos recomendados para acompañar con salsa holandesa

Salsa holandesa receta facil
  • Pescados al horno: La salsa holandesa realza el sabor de pescados como el salmón o la trucha, creando una combinación de sabores única y deliciosa.
  • Verduras asadas: Las verduras asadas, como espárragos o brócoli, se complementan perfectamente con la textura cremosa y el toque ácido de la salsa, añadiendo un toque de sofisticación a tus platos.
  • Huevos Benedictinos: Esta famosa receta lleva una deliciosa salsa holandesa por encima, aportando su característico sabor y cremosidad a los huevos pochados y pan inglés.

Otras recetas que te pueden interesar

Subir