Receta de Lasaña de Carne

La receta de lasaña de carne es un plato que nunca falla en una buena comida en familia o entre amigos. Con diferentes versiones de la receta, la lasaña de carne fácil es una opción sencilla al alcance de todos. Con pocos ingredientes y algunos trucos para hacer una salsa perfecta, será un plato que conquistará el corazón de los comensales.

Receta de lasaña casera

En este artículo encontrarás la lista completa de ingredientes y el paso a paso para que puedas preparar en casa una deliciosa lasaña de carne fácil. Además, te daremos algunas ideas para variar la receta y acompañamientos para impresionar a tus invitados.

📋 Contenido de la receta

Información

La lasaña es un platillo versátil y popular, ya que se puede rellenar con una variedad de ingredientes y es fácil de preparar. Es una opción perfecta para cenas en familia o para servir en eventos especiales. Además, es una comida rica y completa que a menudo se disfruta con una porción de ensalada o pan.

  • Preparación: 45 minutos
  • Comensales: 4 personas
  • Dificultad: fácil
  • Cocina: italiana
  • Categoría: plato principal

Ingredientes

  • 1 cebolla finamente picada
  • 2 ajos picados
  • 1 zanahoria rallada
  • 1 bandeja de carne molida (200 gr.)
  • 1 paquete de lasaña precocida (350 gr.)
  • 200 gr. de salsa de tomate
  • 12 láminas de queso
  • 1 taza de queso mantecoso o queso ricotta.
  • Sal, pimienta, ají de color, comino y orégano a gusto.

Preparación

Hacer una lasaña en casa es relativamente sencillo con esta receta, utilizaremos carne molida de vacuno y lasaña precocida que puedes encontrar en supermercados o negocios locales. Sigue estos sencillos pasos para hacer la mejor lasaña y sorprender a tus invitados.

1. En un sartén con aceite de oliva, hacer un sofrito con cebolla, ajo, zanahoria; luego colocar sal, orégano, pimienta, ají de color y comino a gusto.

Sofrito para lasaña

2. Una vez que la cebolla se torne un poco transparente, añade la carne molida al sartén y sigue con el sofrito un poco más.

Sofrito con carne molida

3. Cuando la carne esté un poco cocida, puedes agregar la salsa de tomates al sartén y luego mezclar un momento y ya tendrás lista la salsa para la lasaña.

Sofrito para lasaña, salsa de tomate

4. Ahora en una budinera para el horno o bandeja para hornear, empezaremos a montar la lasaña haciendo capas de lasaña con salsa y queso sucesivamente hasta terminar los ingredientes. Lo primero será colocar en la base las láminas de lasaña precocida.

5. Ahora agregar una capa de la salsa de carne.

Capa de salsa lasaña

6. Continuar con una capa de quesos laminados y volver al paso 4 (volver a colocar capa de lasaña precocida).

Capa de queso lasaña precocida

7. La última capa o capa superior termina con las láminas de lasaña y encima de ellas los trozos de queso mantecoso o queso ricotta, también puedes espolvorear queso parmesano.

Lasaña lista para el horno

8. Con el horno precalentado a unos 180º a 190º grados, colocar la lasaña por unos 20 minutos o hasta que el queso esté dorado. Y listo, ya tienes tu lasaña.

Lasaña

Nota: deja reposar la lasaña de unos 5 a 10 minutos antes de cortar y servir.

Variaciones de la lasaña de carne

Sustitución de la carne por otros ingredientes

Si prefieres no utilizar carne en tu lasaña de carne, hay muchas opciones alternativas a considerar. Por ejemplo, puedes reemplazar la carne picada con proteína de soja texturizada o con champiñones salteados. También puedes utilizar verduras en lugar de la carne, como berenjenas, calabacín o espinacas. De igual modo, puedes optar por utilizar una mezcla de quinoa y lentejas para conseguir una versión vegetariana de la lasaña de carne.

Incorporación de otros tipos de carne, como pollo o pescado

Si prefieres una lasaña de carne con un sabor diferente, puedes utilizar otros tipos de carne en lugar de la carne picada tradicional. Por ejemplo, puedes utilizar pollo desmenuzado o pescado desmenuzado. Las opciones de pescado incluyen merluza, salmón y atún. Incluso puedes combinar varias carnes en la mezcla para hacer una lasaña de carne más interesante y sabrosa.

Posibles variaciones de la salsa y el queso

Otra forma de hacer que la lasaña de carne sea más interesante es variar la salsa y el queso que utilizas. Por ejemplo, puedes utilizar una salsa de tomate picante para darle un poco de sabor extra o añadir un poco de crema o queso crema a la bechamel para que sea más cremosa. También puedes mezclar varios tipos de quesos rallados o utilizar un queso diferente en cada capa de la lasaña para hacerla más interesante. Prueba a utilizar mozzarella, parmesano y queso cheddar para conseguir una combinación de quesos deliciosa y sabrosa.

Consejos y trucos para hacer la lasaña de carne perfecta

Cómo cocer las láminas de lasaña

A la hora de cocer las láminas de lasaña, es importante tener en cuenta que siempre hay que seguir las instrucciones del fabricante, ya que pueden variar según la marca. En general, se suelen cocer en agua con sal durante unos 10 minutos hasta que estén al dente. A continuación, es recomendable sumergirlas en agua fría para cortar la cocción.

Un truco para evitar que se peguen entre ellas es echar un poco de aceite en el agua de cocción y extenderlas sobre un paño o servilleta de tela para que sequen.

Cómo preparar la lasaña para que no quede seca

Uno de los mayores problemas al hacer lasaña es que puede quedar seca. Para evitarlo, se recomienda poner una capa fina de salsa de tomate en la base de la fuente antes de colocar las láminas de lasaña. Esto creará una base húmeda que evitará que la lasaña se seque durante el horneado.

Otro truco es añadir un poco de caldo en la salsa boloñesa para que quede más jugosa y así evitar que se seque al hornearla. También se puede usar queso cremoso en lugar de queso rallado para que la lasaña quede más jugosa.

Cómo darle un toque diferente a la lasaña

Si quieres darle un toque diferente a tu lasaña de carne, una opción es cambiar la carne picada por carne de cordero o incluso pavo. También puedes añadir otros ingredientes como champiñones, espinacas o berenjenas. Otra opción es usar diferentes tipos de quesos, como gorgonzola, mozzarella o parmesano, para darle un sabor distinto. Incluso puedes añadir especias como la curry o el comino para darle un toque exótico.

Por otro lado, si te gusta el picante, puedes añadir un poco de chile triturado a la salsa boloñesa. Si prefieres dar un toque dulce, prueba a añadir zanahorias ralladas, pasas o incluso un poco de miel a la salsa.

Otras recetas que te pueden interesar

Subir