Receta de pollo asado al horno

El pollo asado al horno es un plato clásico y popular en los hogares chilenos. Para lograr un pollo jugoso por dentro y crujiente por fuera, es importante seguir algunos pasos clave. Por ejemplo, se debe preparar el pollo retirando el exceso de grasa y lavándolo con limón y agua. En este artículo te mostramos cómo preparar un pollo asado jugoso y crujuente entregándote algunos tips y consejos, además te compartimos opciones de acompañamientos deliciosas para disfrutar junto a tu pollo asado ¡Sigue leyendo para aprender a preparar el mejor pollo asado al horno de la mano de esta receta chilena!

📋 Contenido de la receta

Cómo hacer un pollo asado al horno jugoso y crujiente

Pollo Asado

Preparar un pollo asado al horno jugoso y con una deliciosa piel crujiente es todo un arte culinario. Aquí te mostramos los pasos principales para lograr este platillo perfecto que conquistará a tu paladar.

Preparación del pollo y sus ingredientes

Antes de comenzar a asar el pollo, es importante prepararlo correctamente. Asegúrate de tener todos los ingredientes necesarios a mano, como un pollo fresco de buena calidad, sazonador de pollo, ajos, mantequilla, aceite de oliva, limones, pimienta y sal. Comienza retirando el exceso de grasa del pollo y luego lávalo con agua y limón. Sécalo completamente con papel absorbente para asegurar una piel crujiente.

El secreto para un pollo jugoso por dentro y crujiente por fuera

La clave para lograr un pollo asado jugoso y crujiente radica en cocinarlo en sus propios jugos y grasas. Para lograrlo, en un bol, haz una mezcla de condimentos con mantequilla derretida, aceite de oliva, sazonador de pollo, ajos macerados y jugo de limón. Luego, salpimienta el pollo y cúbrelo con esta sabrosa mezcla.

El papel de la grasa y los jugos del pollo durante la cocción

Durante la cocción, la grasa y los jugos del pollo se fusionan con los condimentos, creando un sabor y textura deliciosos. Estos líquidos también ayudan a mantener la carne jugosa y evitan que se seque. Asegúrate de que el pollo esté cocinado a la temperatura y tiempo adecuados para alcanzar la perfección.

Paso a paso: La receta del pollo asado al horno

Limpieza y preparación del pollo

Antes de comenzar a cocinar el pollo asado al horno, es importante asegurarse de limpiarlo y prepararlo adecuadamente. Sigue estos pasos para lograr un resultado delicioso:

  • Retira el pollo del envase y quita cualquier exceso de grasa que pueda tener.
  • Enjuaga el pollo con agua y un poco de jugo de limón para eliminar posibles impurezas.
  • Seca el pollo con papel absorbente para asegurarte de que esté completamente seco.

Mezcla de condimentos y marinado del pollo

Una vez que el pollo esté limpio y seco, es momento de darle sabor con una deliciosa mezcla de condimentos. Sigue estos pasos para obtener un pollo asado al horno lleno de sabores:

  • En un bol, mezcla la mantequilla derretida, el aceite de oliva, el sazonador de pollo, los ajos macerados y el jugo de limón.
  • Añade una pizca de sal y pimienta al gusto, y mezcla todo hasta obtener una pasta homogénea.
  • Coloca el pollo en una bandeja para horno y cubre completamente con la mezcla de condimentos, asegurándote de que quede bien impregnado en la piel y en el interior del pollo.

Cocción adecuada y tiempo de horneado

El último paso para obtener un pollo asado al horno perfecto es la cocción adecuada. Sigue estos consejos para lograr un pollo jugoso por dentro y crujiente por fuera:

  • Prepara el horno a una temperatura de 200 °C.
  • Coloca la bandeja con el pollo en el horno precalentado y deja que se hornee durante aproximadamente 90 minutos, o hasta que esté completamente dorado y crujiente.

Recuerda que los tiempos de cocción pueden variar según el tamaño del pollo, por lo que es importante verificar su temperatura interna con un termómetro de cocina. La temperatura interna debe alcanzar los 75 °C para garantizar que el pollo esté completamente cocido.

Acompañamientos deliciosos para el pollo asado al horno

El pollo asado al horno es un plato versátil que se puede disfrutar aún más cuando se combina con deliciosos acompañamientos. A continuación, te presentamos algunas opciones que realzarán el sabor de tu pollo asado al horno:

Alcachofas con papas: ¿una buena opción?

Si buscas una guarnición que complemente perfectamente el pollo asado al horno, las alcachofas con papas son una excelente opción. Las alcachofas aportan un sabor único y se mezclan maravillosamente con las papas, creando una combinación deliciosa y reconfortante.

Ensalada de naranja y nueces: complemento perfecto

Si prefieres una opción más refrescante, una ensalada de naranja y nueces es el complemento perfecto para el pollo asado al horno. La combinación del dulzor de las naranjas y el crujiente de las nueces crea un contraste de sabores irresistibles.

Otras alternativas: puré de papas, arroz y verduras asadas

Además de las opciones anteriores, también puedes optar por un clásico puré de papas, que se fundirá con los jugos del pollo asado, o un arroz blanco que complementará su sabor. Si prefieres algo más ligero, unas verduras asadas, como zanahorias y calabacines, serán la elección perfecta para equilibrar tu plato.

Consejos y trucos para un pollo asado al horno perfecto

Temperatura y tiempo de cocción recomendados

Para lograr un pollo asado al horno perfectamente cocido, es importante tener en cuenta la temperatura y el tiempo de cocción adecuados. Se recomienda precalentar el horno a 200 °C y cocinar el pollo durante aproximadamente 90 minutos. Estos parámetros aseguran que el pollo esté dorado por fuera y jugoso por dentro.

Uso de condimentos y la importancia de la piel del pollo

Al condimentar el pollo asado al horno, se pueden utilizar diferentes opciones para realzar su sabor. Se sugiere hacer una mezcla de condimentos con mantequilla derretida, aceite de oliva, sazonador de pollo, ajos macerados y jugo de limón. Además, la piel del pollo juega un papel importante, ya que ayuda a mantener la humedad y contribuye a obtener una textura crujiente.

Opciones para agregar más ingredientes y variar la receta

Si deseas darle un toque extra a tu pollo asado al horno, tienes la opción de agregar más ingredientes a la receta. Por ejemplo, puedes rellenar el pollo con rodajas de limón, cebolla o hierbas aromáticas para aportar sabores adicionales. Asimismo, puedes experimentar con diferentes tipos de condimentos para personalizar el sabor según tus preferencias.

Delicias culinarias con pollo asado al horno

A continuación, te presentamos algunas opciones irresistibles para disfrutar de deliciosas preparaciones de pollo asado al horno. ¡Descubre estas delicias culinarias!

Recetas de pollo asado al horno para compartir en Navidad

En la época navideña, el pollo asado al horno es una opción perfecta para reuniones familiares y celebraciones. Aquí te compartimos algunas recetas que seguro serán todo un éxito.

  • Pollo asado al horno con hierbas aromáticas y especias: Una combinación de sabores intensos que hará que cada bocado sea una delicia navideña.
  • Pollo relleno de frutas secas y nueces: Una preparación exquisita que combina la jugosidad del pollo con el dulzor de las frutas secas, creando un contraste de sabores único.
  • Pollo asado al horno con salsa de ciruelas y vino tinto: Una receta sofisticada que deleitará a tus invitados con su increíble sabor y presentación.

Alternativas sabrosas: alitas y pechuga de pollo asadas

Si estás buscando opciones más ligeras o simplemente quieres disfrutar de otras partes del pollo, las alitas y la pechuga asadas son una elección acertada. Aquí te presentamos algunas ideas para prepararlas:

  • Alitas de pollo asadas con salsa barbacoa: Un clásico que nunca decepciona, las alitas jugosas y caramelizadas en una deliciosa salsa barbacoa son siempre un éxito.
  • Pechuga de pollo asada con hierbas y limón: Una opción saludable y llena de sabor. El toque cítrico del limón y las hierbas aromáticas realzarán el sabor de la pechuga de pollo.
  • Alitas de pollo asadas con adobo picante: Si eres amante de los sabores intensos, esta receta te encantará. El adobo picante le dará un toque especial y lleno de sabor a las alitas de pollo.

Pollo asado en salsa: una opción irresistible

Si quieres elevar el nivel de tu pollo asado al horno, una opción que no puedes dejar de probar es el pollo asado en salsa. Aquí te sugerimos algunas ideas para disfrutar de esta preparación:

  • Pollo asado en salsa de champiñones: La combinación del pollo jugoso con una salsa de champiñones hará que cada bocado sea una fiesta para tus papilas gustativas.
  • Pollo asado en salsa de vino tinto: Una receta sofisticada que combina la jugosidad del pollo con el rico sabor de una salsa de vino tinto, creando una experiencia gastronómica excepcional.
  • Pollo a la mostaza: La mezcla de sabores dulces y salados hará de esta preparación una verdadera delicia. La salsa de mostaza y miel le dará ese toque especial y sabroso al pollo asado.

Otras recetas que te pueden interesar

Subir